Barra Izquierda
Playas vírgenes de Guerrero

Playas vírgenes de Guerrero

El estado de Guerrero ofrece a locales y turistas, playas semi vírgenes en las que no existen grandes complejos hoteleros, y en las que se puede descansar plenamente rodeados por la naturaleza.

Las playas semi virgenes se encuentran en distintas comunidades de la región Costa Chica, Costa Grande y Acapulco, y para accesar a ellas, hay poca infraestructura carretera y cuentan con hospederías que se mantienen casi rústicas.

En estos sitios podrás descansar ya que la poca tecnología que existe, obliga al visitante a alejarse de los aparatos electrónicos. Además de ello, en algunos puntos de estas playas también se puede acampar y realizar algún deporte extremo.

En el puerto de Acapulco, uno de los destinos del llamado Triángulo del Sol, hay playas vírgenes en Pie de la Cuesta, Barra Vieja y la Bonfil.

En estos lugares se puede practicar deportes extremos como el surf, descansar en hamacas, del río, del famoso pescado a la talla y de las hermosas puestas de sol.

En entrevista con el sub secretario de Promoción Turística de la Secretaría de Turismo en Guerrero, Jesús Radilla Calderón, explicó que en la región de Costa Chica, podemos encontrar playas vírgenes en el municipio de San Marcos, lugar en donde también se puede disfrutar de la Laguna de Tecomate Pesquera. Lugar en el que existe una gran variedad gastronómica y en días próximos se realizará el Festival del Caldo.

Siguiendo la ruta en Costa Chica, el funcionario estatal detalló que en el municipio de Copala existen sitios ecoturísticos ideales para descansar en una tradicional hamaca y disfrutan de una gran variedad de platillos.

Otro de los municipios con playas vírgenes es Marquelia, en dónde se ubican Las Peñitas y Casa de Piedra, ubicada a unos 15 minutos de la cabecera municipal.

En este lugar también hay una variedad gastronómica típica de la región como lo son las langostas, ostiones, sopa de mariscos y más.

En entrevista con uno de los restauranteros del lugar, William Salgado, precisó que en Las Peñitas se puede disfrutar de diversos platillos a lo largo de más de 30 restaurantes de la zona.

Agregó que en el lugar no se cuenta con señal para el teléfono celular, lo cual hace que los turistas se relajen completamente.

En Marquelia también se ubica la barra de Tecoanapa y las playas: La Bocana, Hermosa, La Guitarra y La Tortuga.

El sub secretario de Promoción Turística de la Secretaría de Turismo en Guerrero, Jesús Radilla Calderón, agregó que en la región Costa Grande se puede disfrutar ampliamente la Playa Azul, ubicada en Coyuca de Benítez. Lugar en el cual desemboca el río y se convierte en un atractivo natural al juntarse con el mar.

“Es una experiencia inolvidable dónde se puede apreciar una variedad de aves, el mar y la laguna”, expresó.

En tanto, en el municipio de San Jerónimo, puedes cruzar en lancha para llegar hasta Playa Paraíso.

Otras playas semi vírgenes se encuentran en Tecpan de Galeana, ahí encuentras la playa Míchigan, Bahías de Papanoa, en la cual a su vez están Ojo de Agua y Cayaquito.

Bahías de Papanoa se considera un paraíso para el descanso y de igual manera ayuda al descanso del visitante ya que tampoco hay red telefónica, así lo manifestó el presidente de la Asociación de Hoteles de Bahías de Papanoa, Guillermo Catalán.

En el municipio de Petatlán se ubica la comunidad de Juluchuca, en dónde se abrió una nueva hospedería en la cual las habitaciones están arriba de palmeras de coco.

En Petatlán también encontramos el mirador de Playa Calvario. También encontramos las playas vírgenes como Troncones y la Saladita, ubicadas a 30 minutos del aeropuerto de Zihuatanejo, municipio en el cual se ubican playas como La Ropa, La Gatas y El Palmar en Ixtapa.

Por: Adriana Covarrubias



Barra Derecha