Connect with us

Internacional

Trump viaja a California para admirar su muro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aterrizó este martes en California, un estado que perdió por más de cuatro millones de votos en las elecciones. No se va a reunir con ningún líder político. No consta que vaya a hacer ninguna aparición con público. Trump viene a ver su muro y a un pequeño grupo de donantes. Trump es el primer presidente desde Eisenhower que no visita California en su primer año en el cargo. Desde todos los puntos de vista, pasará 24 horas en territorio hostil, más aún después de que su Gobierno haya llevado a California a los tribunales por proteger a los inmigrantes.

El Air Force One aterrizó en la base militar de Miramar, en San Diego, a las 11:30 de la mañana locales. Apenas minutos antes, el secretario de Estado, Rex Tillerson, había hablado a los medios sobre su despido. El presidente fue directamente al helicóptero Marine One para volar hacia el puerto de entrada de Otay, unos kilómetros hacia el Este, donde han sido construidos los ocho prototipos de muro fronterizo junto a la frontera de Tijuana. Son ocho trozos de muro construidos por distintas empresas que aspiran al hipotético contrato final para extenderlo a toda la frontera. Los prototipos fueron terminados en octubre en este lugar, unos kilómetros al Este del puerto de entrada de Otay, porque es terreno federal y no había problemas de permisos.

Trump tiene previsto pasar 45 minutos en la frontera. Tras la visita a su proyecto de muro, Trump tiene previsto hablar a los militares de la base aérea de San Diego y después volar a Los Ángeles. Aterrizará en el aeropuerto internacional a las 15.30 locales y de ahí irá, por un itinerario desconocido, a una cena en un lugar también desconocido en Beverly Hills para recaudar fondos para el Comité Nacional Republicano.

El partido espera unas 90 personas en una de las zonas con mayor concentración de riqueza del mundo. el cubierto cuesta 35.000 dólares por persona o 50.000 por pareja. Si es con foto con el presidente, 100.000 por pareja. Participar en un debate con el presidente (hacerle preguntas), más foto, cuesta 250.000 dólares. El evento podría recaudar hasta cinco millones de dólares para la campaña de reelección de Trump.

El itinerario del presidente en Los Ángeles permanecía secreto a última hora del lunes. En la mañana del martes, la actividad policial en torno al hotel Intercontinental en el centro de la ciudad hacía pensar que pasará allí la noche, aunque no ha sido confirmado oficialmente.El miércoles por la mañana, volverá a Washington.

Trump no es bienvenido, y no solo por las declaraciones de los líderes de California. Las protestas empezaron el lunes. La policía se prepara para un día de caos alrededor de Beverly Hills y Bel Air mientras los grupos que quieren protestar contra Trump intentan averiguar el itinerario y el lugar de la cena de recaudación. Por el momento, hay una protesta convocada a través de Facebook en un parque de Beverly Hills a las cuatro de la tarde que el lunes tenía más de 2.700 personas interesadas.

Durante la campaña electoral, Trump solo estuvo en Los Ángeles una vez. Fue muy poco después de anunciar su candidatura e insultar a los mexicanos. Dio una rueda de prensa minúscula en un hotel de Beverly Hills rodeado de familiares de personas fallecidas a manos de inmigrantes irregulares. Después, fue a una cena con un grupo de republicanos de Hollywood. Ya entonces fue recibido con una importante protesta a la puerta del hotel donde se realizó la cena. El 48% de la población del condado de Los Ángeles es latina.

Al final de la campaña, Trump fue a Burlingame, al lado de San Francisco, a la convención republicana del estado. Las protestas detuvieron su comitiva y le obligaron a entrar en el hotel de la convención saltando una carretera. También dio mítines en Anaheim y San Diego, donde llegó a haber enfrentamientos violentos entres sus seguidores y grandes protestas.

El presidente aterriza en California esta vez en un momento de máxima tensión entre su Gobierno y el estado, dominado por completo por los demócratas. La semana pasada, el fiscal general presentó una demanda contra tres leyes de California que impiden toda colaboración entre las fuerzas del orden y la policía de inmigración, excepto en casos de delitos graves y con orden judicial. Para Trump y Sessions, cuya doctrina oficial es que la inmigración irregular y el crimen están directamente relacionados, las autoridades de California están poniendo en peligro a la población. La demanda argumenta que California está excediendo su jurisdicción e impidiendo que el Gobierno federal haga su trabajo en inmigración, que es su competencia exclusiva.

California también ha desafiado a Trump en sanidad, donde ha reforzado en lo posible el sistema implantado por Barack Obama, en lucha contra el cambio climático y en apertura al comercio exterior. La idea de que California va a seguir adelante en todos estos asuntos independientemente de lo que haga Washington es un verdadero mantra de los políticos del Estado.

En sus horas en California, Trump no tiene previsto ningún acto con ningún político republicano del Estado. La mayoría de los análisis coinciden en que el presidente es un peso para los republicanos que sobreviven en California (14 de 53 congresistas). En las elecciones de 2016, Trump fue el primer republicano en perder en el condado de Orange, una zona rica al sur de Los Ángeles que dio origen al republicanismo de Nixon y Reagan. Nada indica un cambio de tendencia. El único alcalde republicano de una gran ciudad en California, Kevin Faulconer, se opone a las políticas de Trump en la relación con México y en comercio exterior.

Texto de: https://elpais.com/internacional/2018/03/13/actualidad/1520923798_020556.html

Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

Trump pone fin a la fiesta navideña para reporteros en la Casa Blanca

El mandatario norteamericano finalizó con esta tradición que data de décadas atrás.

Estados Unidos.- Donald Trump determinó finalizar con las fiestas navideñas exclusivas para la prensa llevadas a cabo en la Casa Blanca, una costumbre que databa de varias décadas atrás.

El evento anual se convirtió en una fiesta exclusiva para reporteros, conductores, opinólogos y directivos de medios masivos, quienes se trasladaban a Washington para participar en la exclusiva reunión.

Estos eventos se volvieron tan concurridos, que se llevaban a cabo dos de forma consecutiva, uno para medios impresos y otros para medios televisivos.

Los invitados tenían derecho a un buffet exclusivo con carnes y mariscos, además de postres “muy elaborados”, además de acceso a la Casa Blanca.

Los reporteros hacían más de dos horas de fila para una sesión de “besamanos” con el mandatario en turno, en la cual podían tomarse una fotografía con el presidente y la primera dama frente a un árbol navideño.

Sin embargo, la llegada de Trump al poder terminó con este ritual de poder en Washington. El año pasado, su aparición en la fiesta fue breve y ahora, esta ha sido cancelada.

Continue Reading

Geek

Virgin Galactic logra su primer vuelo espacial

La empresa Virgin Galactic, del magnate Richard Branson, hizo historia este jueves al lograr su primer vuelo espacial tripulado.

Con esta hazaña, la empresa se convierte en la primera en lograr un vuelo comercial tripulado al espacio.

Su meta es poder llevar a turistas en estos vuelos espaciales, con un precio de USD$250.000 el billete, algo que podría suceder en 2019.

La compañía afirma que la nave SpaceShipTwo, que despegó de California tripulada por dos pilotos, alcanzó 82,7 km de altura.

La nave logró esta altitud luego de que despegara ensamblada a otro avión, del cual se desprendió para seguir elevándose una velocidad 2,9 veces más rápida que la del sonido

Durante el vuelo, los pilotos experimentaron la ingravidez y lograron ver la curvatura del planeta.

“Bienvenida al espacio SpaceShipTwo”, tuiteó la cuenta de Virgin Galactic.

“Con nuestros ojos en las estrellas, hemos visto cumplido nuestro mayor sueño y nuestro más duro desafío hasta ahora”, dijo Richard Branson luego de que la nave regresara a tierra.

Incluso la NASA los felicitó por llegar al espacio.

Dudas

Pero, ¿es correcto afirmar que llegaron al espacio?

La respuesta depende de a quién le preguntes.

Y es que la apasionante competencia de compañías como SpaceX de Elon Musk, Blue Origin de Jeff Bezos y Virgin Galactic para dominar el mercado de los vuelos espaciales ha revivido el debate acerca de qué significa exactamente llegar al espacio.

“Cualquier definición específica es arbitraria“, le dice a BBC Mundo Phil Stooke, profesor de ciencias planetarias en la Western University en Canadá.

Pero aunque no hay consenso, sí que hay algunas “tradiciones”, como las llama Alex Ellery, profesor de tecnología espacial en la Universidad de Carleton en Canadá, que sirven para orientar la respuesta.

Una línea invisible

Según explica la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés), “no existe una ley definitiva que establezca dónde termina realmente el espacio aéreo nacional y dónde comienza el espacio exterior”.

Como referencia, la máxima altitud que ha alcanzado un avión está cerca de los 37 km.

Más arriba, la atmósfera comienza a volverse demasiado delgada como para que un avión convencional pueda volar. El aire genera menos empuje, así que las naves necesitan lograr velocidades mucho más altas.

Los satélites que orbitan la Tierra están situados a partir de los 200 km pues de lo contrario no podrían durar mucho.

Más abajo, la atmósfera todavía es demasiado densa y se genera un “efecto de arrastre” que los halaría de nuevo hacia la superficie.

Para misiones de más largo aliento, los satélites deben ir mucho más alto. El telescopio espacial Hubble, por ejemplo, está casi a 600 km de altura.

Uno de los límites más aceptados para marcar el comienzo el espacio es la llamada Línea de Karmana 100 km de altura sobre el nivel del mar.

La línea de Karman es la que toma como referencia la Federación Aeronáutica Internacional (FAI), una organización que establece estándares internacionales en temas de aeronáutica y astronáutica.

A partir de esa altura ya no se puede volar de forma convencional (con la sustentación que dan alas o hélices) y hay que orbitar para no caer.

“La mayoría de la gente argumentaría que la Línea de Karman constituiría la división legal, en caso de que se presentara un litigio”, le dice Ellery a BBC Mundo.

“Sin embargo, no hay ningún estatuto al respecto”.

Pero…

Otras instituciones como la Fuerza Aérea de EE.UU. y la NASA ponen la vara más baja.

Para ellos, el espacio comienza a 80 km de altura, es decir, 20 km por debajo de la Línea de Karman.

Los pilotos y demás especialistas que logran volar por encima de esos 80 km, son oficialmente considerados astronautas.

Bajo esas condiciones, el plan de vuelo de Virgin Galactic si clasifica como un espacial.

“En algún punto entre los 50 km y los 200 km hay una zona en la que no puedes volar (convencionalmente) y tampoco puedes orbitar (como un satélite o una nave espacial)”, explica Stooke.

“El borde del espacio está en algún lugar entre esos puntos”.

Cruzando la frontera

Otra manera de definir lo que significa llegar al espacio es establecer el punto en el que finaliza la atmósfera de la Tierra.

En ese caso, habría que elevarse a los 10.000 km que algunos autores atribuyen a la exosfera.

Bajo esa definición, según explica NOOA, la Estación Espacial Internacional que está a 400 km, o un transbordador espacial que orbita a más de 300 km, no se considerarían que estén en el espacio.

“Básicamente, estar en el espacio significa estar en un vacío por encima de la atmósfera”, le dice a BBC Mundo Jeffrey Hoffman, profesor de ingeniería aeroespacial en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

“Sin embargo, incluso a altitudes orbitales de varios cientos de kilómetros, aún hay una atmósfera muy delgada”.

Así, mientras los expertos se ponen de acuerdo en dónde ubicar la frontera espacial, los ingenieros y pilotos siguen trabajando a toda prisa para alcanzar ese límite… sin importar lo lejos que se lo pongan.

Continue Reading

Internacional

Desaparecerá Gobierno de EE.UU si México no paga el muro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue firme en la idea de que México debe ser quien pague el muro fronterizo; incluso el día de hoy amenazó con cerrar las oficinas de gobierno en Estados Unidos, si no obtiene los fondos necesarios.

El día de hoy los líderes demócratas del Congreso y Donald Trump se enfrentaron públicamente en la Oficina Oval, durante una reunión delante de la prensa, donde el presidente amenazó con cerrar el gobierno si los legisladores no proveen los fondos adecuados para su prometido muro a lo largo de la frontera con México, y lo declaran como una respuesta a ‘una emergencia nacional’.

Durante dicho encuentro, Donald Trump encaró al líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y le dijo: “Sí. Si no conseguimos lo que queremos, de una manera u otra, ya sea a través de ti, del Ejército, y de cualquier otra cosa, voy cerrar el gobierno”.

Visiblemente molesto por la negativa de los demócratas para ceder a su demanda, Trump se dijo orgulloso de un eventual cierre del gobierno para lograr seguridad fronteriza.

Voy a tomar la responsabilidad. Seré yo quien cierre el gobierno, no te voy a culpar, y lo voy a cerrar por seguridad fronteriza”. La presencia de los demócratas en la Casa Blanca fue motivada por la invitación que les hizo el mismo Trump con el propósito de buscar consensos a favor de un acuerdo sobre el presupuesto y evitar el cierre de gobierno.

 

Información de: LNN

Continue Reading

Redes sociales

Planea tu viaje

Tendencias