Connect with us

Internacional

Despide Trump al secretario de Estado, Rex Tillerso

El presidente Donald Trump anunció este martes en Twitter que decidió prescindir del secretario de Estado, Rex Tillerson, y que el actual director de la CIA, el republicano Mike Pompeo, será su sustituto.

“Mike Pompeo, director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio!”, indicó el mandatario, quien además añadió que “Gina Haspel se convertirá en la nueva directora de la CIA, y la primera mujer elegida. ¡Felicitaciones a todos!”. Tanto el nuevo puesto de Pompeo como el de Haspel deberán ser confirmados por el Senado.

La decisión de Trump se produjo, según indicó el diario The New York Times, para construir un nuevo equipo que lidere y dirija las conversaciones con Corea del Norte, anunciadas la pasada semana. Según CNN, Tillerson no ha hablado con el presidente y desconoce los motivos por los que ha sido destituido. Es más, el ya ex secretario de Estado conoció que sus servicios en el gobierno habían terminado gracias al tuit del presidente, si bien ya John Kelly, jefe del gabinete, le había advertido que iba a ser reemplazado, aunque no le dio una fecha.

“Al no llamar personalmente a Tillerson u ofrecer una razón para su despido, el presidente continúa demostrando que no cree que necesite ni siquiera a sus representantes políticos en el Departamento de Estado cuando se enfrenta al reto más difícil de su presidencia: desarmar el arsenal nuclear de “el hombrecito cohete ” (nombre que Trump dio a Kim Jong Un)”, explicó a Univision Noticias John Feeley, ex embajador y analista político.

“Con la falta de altos funcionarios confirmados en “Foggy Bottom” (sede del Departamento de Estado), es innegable que los embajadores y altos funcionarios que implementan la política exterior continuarán operando sin ninguna orientación de alto nivel”, añadió Feeley.

El secretario de Estado es el cuarto en la línea de sucesión presidencial, detrás del vicepresidente, el presidente de la Cámara de Representantes y del presidente pro tempore del Senado.

Una historia de desencuentros

La relación entre Trump y Tillerson se encontraba deteriorada desde hace tiempo. La última vez que públicamente fue notorio dicho distanciamiento fue precisamente con el anuncio de la invitación de Kim Jong Un a Trump para una reunión sin precedentes sobre su programa nuclear. Tillerson estaba en ese momento de viaje a África y no estaba al tanto de esas conversaciones.

El despido, pese a ser sorpresivo, no deja de ser esperado. El pasado mes de julio, medios estadounidenses publicaron la filtración de un desacuerdo entre Tillerson y el presidente, donde el ahora ex secretario de Estado había señalado a su equipo que el mandatario era un “estúpido”.

En los días posteriores a la revelación periodistas preguntaron a Tillerson sobre sus comentarios, pero nunca los desmintió. Esto llevó a Trump a humillarlo públicamente cuando comentó: “Creo que es información falsa; pero si lo dijo, entonces supongo que tendremos que comparar nuestros coeficientes de inteligencia. Y te puedo asegurar quién va a ganar”.

De nuevo en diciembre se habló sobre la posibilidad de que el mandatario estuviera planeando sustituir a Tillerson. En ese momento, Trump salió también en las redes sociales y calificó como “noticias falsas” las informaciones que apuntaban en esa dirección.

Este martes Trump cambió sus declaraciones y, pese a que negó problemas en su relación con Tillerson, sí reconoció “diferencias en cosas”.

“Rex y yo (…) nos llevamos bastante bien, pero discrepamos en cosas”, dijo Trump ante periodistas poco antes de partir hacia California. ” El acuerdo con Irán pensé que era terrible, él pensó que estaba bien. Yo quería romperlo o hacer algo, él se sentía un poco diferente. Entonces, realmente no estábamos pensando lo mismo”.

“Le deseo lo mejor”, dijo el presidente, en referencia a su ya destituido Tillerson, quien en su opinión “va a ser más feliz ahora”. En contraposición, sostuvo que “desde el primer momento, desde el día primero, me he llevado muy bien con Mike Pompeo”.

Una polémica designación

Tillerson llegó al frente de la diplomacia estadounidense desde su puesto como CEO de la petrolera estadounidense Exxon Mobile. En ese momento, el presidente elogió “su tenacidad, amplia experiencia y profunda comprensión de la geopolítica lo convierten en una excelente elección como secretario de Estado”.

Su designación no estuvo exenta de polémica, sobre todo porque se trataba de un hombre con estrechos vínculos con el gobierno de Vladimir Putin.

Además, Tillerson no tenía ninguna experiencia en cargos públicos, algo fuera de lo común en la historia moderna de EEUU para ocupar el puesto de secretario de Estado.

Pompeo, un acérrimo crítico de Clinton

El nuevo secretario de Estado es un republicano que fue oficial del ejército, congresista por Kansas y formó parte del comité del Congreso encargado de investigar el ataque del consulado estadounidense de Bengasi, Libia. En dicho comité fue una de las voces más críticas contra Hillary Clinton y su labor al frente del Departamento de Estado. Pompeo fue uno de los que se quejó de que el informe del presidente del comité no era suficientemente crítico con Clinton.

Los ataques constantes contra la candidata demócrata durante la campaña electoral en este tema jugaron un papel importante en posicionarla como alguien en que los votantes no se podían fiar.

Pompeo también fue igualmente muy crítico con el acuerdo nuclear con Irán, impulsado por la administración Obama y que los republicanos consideran una concesión.

Según su página web de congresista, en 1986 se graduó en primer lugar de la academia militar de West Point antes de estudiar derecho en la Universidad de Harvard. Más tarde trabajaría en Williams and Connolly, uno de los principales bufetes de abogados en la capital estadounidense.

La primera directora de la CIA

Con la salida de Tillerson, Trump también anunció que Gina Haspel asumirá el control de la CIA, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la agencia de inteligencia.

Haspel fue nombrada por Trump como subdirectora de la CIA a principios de febrero. Se trata de una veterana agente de la agencia que cuenta con el respaldo y la confianza de Pompeo.

” Gina es una ejemplar agente de inteligencia y una devota patriota que aportará al cargo 30 años de experiencia profesional en la agencia. Es también una incuestionable líder con una asombrosa capacidad para alcanzar sus propósitos e inspirar a los que están alrededor de ella’, dijo Pompeo cuando Haspel fue nombrada por Trump.

Haspel ingresó en la CIA en 1985. Es una agente de inteligencia de carrera con una dilatada experiencia en el seno de la organización. Ha ostentado cargos de responsabilidad como subdirectora del Servicio Nacional Clandestino y del Servicio Nacional Clandestino para la Inteligencia Extranjera y la Acción Encubierta, además de jefa de personal en el Centro Contraterrorista y en el Servicio Nacional Clandestino.

El diario The New York Times publicó en febrero un artículo en el que afirmaba que Haspel tuvo un papel destacado en un caso de torturas en Tailandia. Según el periódico, supervisó la tortura de dos sospechosos de terrorismo y posteriormente ayudó a destruir cintas que documentaron los brutales interrogatorios en una prisión secreta en Tailandia.

Texto de: https://www.univision.com/amp/noticias/politica/trump-despide-a-tillerson-su-secretario-de-estado-quien-sera-reemplazado-por-el-director-de-la-cia

Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

Trump pone fin a la fiesta navideña para reporteros en la Casa Blanca

El mandatario norteamericano finalizó con esta tradición que data de décadas atrás.

Estados Unidos.- Donald Trump determinó finalizar con las fiestas navideñas exclusivas para la prensa llevadas a cabo en la Casa Blanca, una costumbre que databa de varias décadas atrás.

El evento anual se convirtió en una fiesta exclusiva para reporteros, conductores, opinólogos y directivos de medios masivos, quienes se trasladaban a Washington para participar en la exclusiva reunión.

Estos eventos se volvieron tan concurridos, que se llevaban a cabo dos de forma consecutiva, uno para medios impresos y otros para medios televisivos.

Los invitados tenían derecho a un buffet exclusivo con carnes y mariscos, además de postres “muy elaborados”, además de acceso a la Casa Blanca.

Los reporteros hacían más de dos horas de fila para una sesión de “besamanos” con el mandatario en turno, en la cual podían tomarse una fotografía con el presidente y la primera dama frente a un árbol navideño.

Sin embargo, la llegada de Trump al poder terminó con este ritual de poder en Washington. El año pasado, su aparición en la fiesta fue breve y ahora, esta ha sido cancelada.

Continue Reading

Geek

Virgin Galactic logra su primer vuelo espacial

La empresa Virgin Galactic, del magnate Richard Branson, hizo historia este jueves al lograr su primer vuelo espacial tripulado.

Con esta hazaña, la empresa se convierte en la primera en lograr un vuelo comercial tripulado al espacio.

Su meta es poder llevar a turistas en estos vuelos espaciales, con un precio de USD$250.000 el billete, algo que podría suceder en 2019.

La compañía afirma que la nave SpaceShipTwo, que despegó de California tripulada por dos pilotos, alcanzó 82,7 km de altura.

La nave logró esta altitud luego de que despegara ensamblada a otro avión, del cual se desprendió para seguir elevándose una velocidad 2,9 veces más rápida que la del sonido

Durante el vuelo, los pilotos experimentaron la ingravidez y lograron ver la curvatura del planeta.

“Bienvenida al espacio SpaceShipTwo”, tuiteó la cuenta de Virgin Galactic.

“Con nuestros ojos en las estrellas, hemos visto cumplido nuestro mayor sueño y nuestro más duro desafío hasta ahora”, dijo Richard Branson luego de que la nave regresara a tierra.

Incluso la NASA los felicitó por llegar al espacio.

Dudas

Pero, ¿es correcto afirmar que llegaron al espacio?

La respuesta depende de a quién le preguntes.

Y es que la apasionante competencia de compañías como SpaceX de Elon Musk, Blue Origin de Jeff Bezos y Virgin Galactic para dominar el mercado de los vuelos espaciales ha revivido el debate acerca de qué significa exactamente llegar al espacio.

“Cualquier definición específica es arbitraria“, le dice a BBC Mundo Phil Stooke, profesor de ciencias planetarias en la Western University en Canadá.

Pero aunque no hay consenso, sí que hay algunas “tradiciones”, como las llama Alex Ellery, profesor de tecnología espacial en la Universidad de Carleton en Canadá, que sirven para orientar la respuesta.

Una línea invisible

Según explica la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés), “no existe una ley definitiva que establezca dónde termina realmente el espacio aéreo nacional y dónde comienza el espacio exterior”.

Como referencia, la máxima altitud que ha alcanzado un avión está cerca de los 37 km.

Más arriba, la atmósfera comienza a volverse demasiado delgada como para que un avión convencional pueda volar. El aire genera menos empuje, así que las naves necesitan lograr velocidades mucho más altas.

Los satélites que orbitan la Tierra están situados a partir de los 200 km pues de lo contrario no podrían durar mucho.

Más abajo, la atmósfera todavía es demasiado densa y se genera un “efecto de arrastre” que los halaría de nuevo hacia la superficie.

Para misiones de más largo aliento, los satélites deben ir mucho más alto. El telescopio espacial Hubble, por ejemplo, está casi a 600 km de altura.

Uno de los límites más aceptados para marcar el comienzo el espacio es la llamada Línea de Karmana 100 km de altura sobre el nivel del mar.

La línea de Karman es la que toma como referencia la Federación Aeronáutica Internacional (FAI), una organización que establece estándares internacionales en temas de aeronáutica y astronáutica.

A partir de esa altura ya no se puede volar de forma convencional (con la sustentación que dan alas o hélices) y hay que orbitar para no caer.

“La mayoría de la gente argumentaría que la Línea de Karman constituiría la división legal, en caso de que se presentara un litigio”, le dice Ellery a BBC Mundo.

“Sin embargo, no hay ningún estatuto al respecto”.

Pero…

Otras instituciones como la Fuerza Aérea de EE.UU. y la NASA ponen la vara más baja.

Para ellos, el espacio comienza a 80 km de altura, es decir, 20 km por debajo de la Línea de Karman.

Los pilotos y demás especialistas que logran volar por encima de esos 80 km, son oficialmente considerados astronautas.

Bajo esas condiciones, el plan de vuelo de Virgin Galactic si clasifica como un espacial.

“En algún punto entre los 50 km y los 200 km hay una zona en la que no puedes volar (convencionalmente) y tampoco puedes orbitar (como un satélite o una nave espacial)”, explica Stooke.

“El borde del espacio está en algún lugar entre esos puntos”.

Cruzando la frontera

Otra manera de definir lo que significa llegar al espacio es establecer el punto en el que finaliza la atmósfera de la Tierra.

En ese caso, habría que elevarse a los 10.000 km que algunos autores atribuyen a la exosfera.

Bajo esa definición, según explica NOOA, la Estación Espacial Internacional que está a 400 km, o un transbordador espacial que orbita a más de 300 km, no se considerarían que estén en el espacio.

“Básicamente, estar en el espacio significa estar en un vacío por encima de la atmósfera”, le dice a BBC Mundo Jeffrey Hoffman, profesor de ingeniería aeroespacial en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

“Sin embargo, incluso a altitudes orbitales de varios cientos de kilómetros, aún hay una atmósfera muy delgada”.

Así, mientras los expertos se ponen de acuerdo en dónde ubicar la frontera espacial, los ingenieros y pilotos siguen trabajando a toda prisa para alcanzar ese límite… sin importar lo lejos que se lo pongan.

Continue Reading

Internacional

Desaparecerá Gobierno de EE.UU si México no paga el muro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue firme en la idea de que México debe ser quien pague el muro fronterizo; incluso el día de hoy amenazó con cerrar las oficinas de gobierno en Estados Unidos, si no obtiene los fondos necesarios.

El día de hoy los líderes demócratas del Congreso y Donald Trump se enfrentaron públicamente en la Oficina Oval, durante una reunión delante de la prensa, donde el presidente amenazó con cerrar el gobierno si los legisladores no proveen los fondos adecuados para su prometido muro a lo largo de la frontera con México, y lo declaran como una respuesta a ‘una emergencia nacional’.

Durante dicho encuentro, Donald Trump encaró al líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y le dijo: “Sí. Si no conseguimos lo que queremos, de una manera u otra, ya sea a través de ti, del Ejército, y de cualquier otra cosa, voy cerrar el gobierno”.

Visiblemente molesto por la negativa de los demócratas para ceder a su demanda, Trump se dijo orgulloso de un eventual cierre del gobierno para lograr seguridad fronteriza.

Voy a tomar la responsabilidad. Seré yo quien cierre el gobierno, no te voy a culpar, y lo voy a cerrar por seguridad fronteriza”. La presencia de los demócratas en la Casa Blanca fue motivada por la invitación que les hizo el mismo Trump con el propósito de buscar consensos a favor de un acuerdo sobre el presupuesto y evitar el cierre de gobierno.

 

Información de: LNN

Continue Reading

Redes sociales

Planea tu viaje

Tendencias