Barra Izquierda
Elba Esther en su casa: no se trata de una casualidad

Elba Esther en su casa: no se trata de una casualidad

El excanciller y analista Jorge Castañeda asegura que no existe una negociación alrededor de la repentina prisión domiciliaria para Elba Esther Gordillo Morales y el apoyo del Partido Nueva Alianza al PRI, con miras a las próximas elecciones presidenciales de 2018, y que sólo se trata de una coincidencia.

Aunque el ex aspirante a candidato presidencial sí reconoce que es un asunto que se presta a suspicacias. Jorge Castañeda es un amigo cercano de la exlíder sindical de los maestros desde hace más de 20 años, fue uno de los pocos que no la abandonó mientras ella estuvo recluida en Tepepan, después la visitó en las numerosas clínicas donde estuvo internada durante la mayor parte del juicio en su contra por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Ahora que finalmente regresó a su penthouse en Polanco, fue uno de los primeros en visitarla. Con basen a esta sólida amistad, Castañeda asegura que conoce a Elba Esther como pocos, por ello sabe perfectamente que ni el líder del Panal, Luis Castro Obregón, ni Juan Díaz de la Torre, actual dirigente del SNTE, moverían un dedo para que gozara del beneficio de la prisión domiciliaria.

Cuando Gordillo Morales fue encarcelada al principio de la gestión de Enrique Peña Nieto, fue traicionada y abandonada por decenas de amigos y colaboradores, a quienes había beneficiado con cargos públicos, contratos onerosos, prestaciones millonarias, entre otras prebendas, dos de los mas favorecidos, es decir Díaz de la Torre y Castro Obregón, fueron los primeros en abandonarla a su suerte.

La razón principal de las traiciones, fue el temor de resultar involucrados en las investigaciones y los delitos de los cuales se acusa a Elba Esther, de acuerdo con fuentes cercanas a los involucrados.

Es por ello que, se trata de una “casualidad” muy conveniente, y no se trata precisamente de la más obvia. Los líderes del Panal y el SNTE no negociaron la prisión domiciliaria de Gordillo Morales como una de las condiciones para apoyar al PRI, más bien esta fue una especie de medida de presión.

La presión podría provenir de líderes sindicales que jamás fueron incondicionales a Díaz de la Torre, quienes exigían esta negociación para apoyar la coalición de Nueva Alianza y el PRI, como señala la editorial del diario El Universal.

Pero también podría ser una especie de pago a la ex lideresa para que en estas elecciones no apoye a candidatos como Andrés Manuel López Obrador, tal como se dio a entender en las elecciones del Estado de México, cuando el entorno cercano de Gordillo Morales dio su apoyo a Delfina Gómez, la excandidata de Morena. El tiempo nos irá guiando para saber cuáles fueron las condiciones, ya que, aunque Castañeda asegure que sólo es una casualidad, la vieja ley de la política advierte que no existen las coincidencias.

Opinión: José Luis Camacho Acevedo

Texto de: https://www.sdpnoticias.com/nacional/2017/12/18/elba-esther-en-su-casa-no-se-trata-de-una-casualidad

Barra Derecha