Barra Izquierda
Revela informe que ciudadanos no cumplen las leyes

Revela informe que ciudadanos no cumplen las leyes

Juan José Romero/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro.- De acuerdo con el Informe sobre la calidad de la Ciudadanía en Guerrero además de concluir que los ciudadanos en Guerrero son desconfiados, además muestran un desapego al cumplimiento de las leyes.

En cambio legitima el uso de medios violentos para obtener justicia y reclamo a sus derechos lo cual deduce un debilitamiento de la cultura de la legalidad, lo que a su vez trae como consecuencia una falta de confianza a las autoridades encargadas de la seguridad y la justicia “lo cual se refleja en una falta de denuncia de los delitos de los cuales es víctima”, expone el informe.

Dicho documento también da cuenta del comportamiento de los guerrerenses en las diversas regiones, y en este sentido, en Acapulco por ejemplo la gente ha tenido que cambiar de residencia de su colonia por la situación de violencia que se vive en el puerto, lo cual trajo como consecuencia que los acapulqueños no tengan confianza en la policía para que su colonia sea segura.

Esta situación también se refleja en que Acapulco sea una de las regiones con menor participación electoral tanto de la población en general como la población indígena que radica en este municipio debido a la alta incidencia delictiva con altos índices de impunidad, no es el ambiente propicio para ejercer sus derechos políticos, concluye el informe.

En contraparte, la región centro cuyo índice delictivo se encuentra en una situación moderada, la ciudadanía tiene una muy baja percepción de respeto a las leyes pese a ellos es una de las regiones con una mayor participación electoral, pues es considerada la única región del estado en donde la gente considera que los políticos les interese lo que “piensa la gente, y que la población puede incidir sobre lo que hace el gobierno”.

“No obstante, predomina la opinión de que en la democracia muchos participan u pocos ganan. Esta opinión podría revertirse con adecuadas medidas de educación, de valores democráticos aprovechando que esta región donde el pacto social aún se caracteriza, al parecer, por una sana convivencia entre gobierno y ciudadanía”, explica el documento.

En la región norte se tiene la percepción de que las leyes aún se respetan hoy en día, pero en contraparte, la gente de Iguala que es la cabecera de esta región, tiene un arraigo muy fuerte de una cultura del castigo, “pues en esa región se considera peor dejar libre a alguien que cometió un delito, que dejar en la cárcel a una persona inocente”.

Otro factor del que adolece la Región Norte es la falta de asociaciones aunque la confianza interpersonal, “es elevada”, de ahí que se sugiere según el documento de una promoción de la convivencia social con pleno respeto a los derechos fundamentales de las personas.

En la Costa Chica en cambio, la gente ha cambiado su comportamiento para ir a hacer sus compras o de paseo ante el alto índice de delitos como la extorsión y el secuestro que predomina en esta parte del estado.

Por ello, la ciudadanía considera la justicia por propia mano cuando la ocasión se presenta como una medida justificada ante la inacción de las autoridades, pero además considera ignorar las leyes cuando les parezcan injustas.

El documento también da cuenta de la preocupación de los investigadores de que la autoridad privilegie la captura de personas que han cometido algún delito por encima “de que se respeten los derechos humanos”, de ahí la sugerencia de implementar medidas tendientes a construir una cultura de la legalidad.

En tanto que en la Costa Grande, la ciudadanía tiene la mejor percepción de su policía al considerar que hace de su colonia un lugar seguro, aunado a que presenta uno de los mayores niveles de altruismo y solidaridad, esto les permite tratar de convencer a amigos y gente en general a tener una mayor participación electoral pues se comparte una mayor información política a través de las redes sociales.

En la Montaña en cambio, a pesar de tener una buena percepción de su policía, además tiene una destacada percepción de que las leyes se respeten, pero contradictoriamente, consideran que a la justicia por propia mano como justificado ante la inacción de las autoridades cuando se comete algún delito.

Finalmente la Tierra Caliente contradictoriamente, la gente no denuncia los delitos por una desconfianza marcada hacía sus autoridades, pese a tener uno de los más altos grados delictivos como extorsión y secuestro, pero tiene uno de los más altos grados de participación electoral tanto de la población en general como la población indígena.

Pero además, los calentanos piensan que las leyes deben respetarse sean justas o no, aunado a que con mucha facilidad pueden organizarse para trabajar en una causa común pero piensan que no pueden influir sobre lo que hace el gobierno.

“En síntesis, podemos caracterizar a un ciudadano promedio en Guerrero, que se desenvuelve en un entorno de desconfianza interpersonal e institucional, derivado primordialmente de las condiciones de inseguridad y violencia que prevalece en el estado y sus regiones, además de la discriminaciones que sufren ciertos grupos vulnerables”.
Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Barra Derecha