Incrementa 40% potencial ciclónico sistema de Baja Presión en el Pacífico

 

  • Onda tropical 23 ocasionará lluvias fuertes en regiones del estado


 
El sistema de baja presión ubicado en el Océano Pacífico, frente a las costas de Chiapas, aumentó a 40 por ciento la probabilidad de evolucionar a ciclón tropical en 48 horas, por lo que se mantiene vigilancia sobre el meteoro, informó la Subsecretaría de Protección Civil estatal.


 
Asimismo, se prevén nublados, neblinas, actividad eléctrica y lluvias fuertes puntuales, de 25 a 50 milímetros, en las regiones Tierra Caliente, Norte, y Centro, mientras que en Acapulco, Montaña y Costa Chica habrá lluvias de moderadas a fuertes en el transcurso de la tarde y noche, por la cercanía de la onda tropical 23.


 Estas condiciones se deben, además, a la afluencia de humedad del Pacifico que interactúa con los ascensos orográficos y el calentamiento diurno, indicó.


 La dirección del viento será variable con velocidades de cinco a 12 kilómetros por hora, con algunas rachas de hasta 40.


Protección Civil refirió que según el reporte del Servicio Meteorológico Nacional, esta mañana la baja presión se ubicaba a 720 kilómetros al sur de Tapachula, Chiapas, con movimiento hacia el oeste–noroeste, a 15 kilómetros por hora.


La tormenta tropical Lowel se ubicaba a mil 215 kilómetros al oeste-suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, sin afectar al territorio nacional.

 

En cuestión de días, avances del caso Chavarría Barrera

El procurador general de Justicia en la entidad, Iñaki Blanco Cabrera, señaló que existe el compromiso de la actual administración estatal, de trabajar para esclarecer el crimen perpetrado en contra del entonces presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso del Estado, Armando Chavarría Barrera, y que en los próximos días se darán a conocer los avances que a le fecha registra este caso.

Informó que gracias al trabajo de investigación en materia de combate al delito, se lograron importantes avances, que se dieron a conocer en la reunión del Gabinete de Seguridad Región Centro, llevada a cabo en el Distrito Federal, donde se difundieron estadísticas del orden federal.
En conferencia de prensa, el fiscal guerrerense señaló que de enero a julio del presente año, la incidencia de homicidios dolosos disminuyó 27 por ciento con respecto al mismo periodo del año 2013, con una tasa de 26.41 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, contra los 36.20 que se tenían al mismo periodo del año pasado.
Agregó que en el periodo comprendido de enero a julio de 2014, la incidencia de secuestros disminuyó un 47 por ciento respecto al mismo periodo del año 2013, con una tasa de 1.94 secuestros por cada 100 mil habitantes contra los 3.65 que se tenían al mismo periodo del año pasado.
En el rubro de extorsión, Blanco Cabrera dijo que de enero a julio de 2014, este delito disminuyó 17 por ciento con respecto al mismo periodo del año 2013, con una tasa de 2.86 extorsiones por cada 100 mil habitantes contra los 3.45 que se tenían al mismo periodo del 2013.
Asimismo, detalló que en relación al delito de robo a casa habitación, en los primeros siete meses del presente año se registró una disminución del 6 por ciento con relación al mismo periodo del 2013, con una tasa de 14.29 robos a casa habitación por cada 100 mil habitantes, contra los 15.10 que se tenían al mismo periodo del año anterior.
Con relación a las declaraciones hechas el pasado lunes por la señora Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la asociación civil Alto al Secuestro, señaló que durante el 2013, en materia de combate al delito de secuestro se logró la detención de 233 probables responsables, que representa un 294 por ciento más que en el 2012, y se detuvo a 79 inculpados, y añadió que en lo que va del presente año, se han detenido 138 personas relacionadas con este delito.
Asimismo, dijo que durante 2013 se desarticularon 38 bandas delictivas, que representa un incremento del 200 por ciento en efectividad de acción policial para ubicar, detener y consignar a los integrantes de dichos grupos delincuenciales; en 2012 sólo se desintegraron 12 bandas, y en lo que va de 2014 se han desarticulado 23.
Por otra parte, el fiscal guerrerense expresó que en cuanto al rescate de víctimas de plagio con vida, durante el 2013 fueron 139 y durante el 2014 se ha logrado el rescate de 41 personas con vida, lo que lo que representa un alta efectividad en la aplicación de protocolos para el rescate de secuestrados, por parte del Grupo Táctico Antisecuestros de la PGJE.
De manera especial, Blanco Cabrera puntualizó que durante el 2013 se resolvieron 135 casos de secuestro, y que en los primeros siete meses del presente año se han resuelto 122, que hace un total en un año de 257 secuestros resueltos.
Blanco Cabrera indicó que  en materia de combate al robo de vehículos, del 1 de enero al 31 de julio de 2014, fueron recuperados 605 vehículos con reporte de robo por la Policía Ministerial, que representa 23 por ciento más con relación al mismo periodo del año pasado, en que fueron 465 las unidades recuperadas.
En esta conferencia de prensa, el procurador Iñaki Blanco Cabrera dio a conocer detalles de la investigación realizada por el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada en la Investigación y Combate al Delito de Secuestro, en relación a la privación de la libertad del diputado local Olaguer Hernández Flores, suscitado el 6 de mayo del año en curso.
  Sobre este tema, señaló que se llevaron a cabo las diligencias respectivas que dieron como resultado, la detención de uno de los probables responsables identificado como Carlos Alberto Vázquez Marín, que llevó a la captura de otras personas involucradas en la comisión de este hecho delictivo en agravio del legislador local.
Agregó que al tener por acreditada la probable responsabilidad penal de Carlos Alberto Vázquez Marín, el Ministerio Público ejerció acción penal en su contra por el delito de secuestro agravado en agravio del diputado Olaguer Hernández Flores, recluyéndolo en el Centro de Reinserción Social de Acapulco, quedando a disposición del Juzgado de Primera Instancia en Materia Penal.
Detalló que como resultados del trabajo de investigación, se logró la posterior identificación y captura de otras personas que participaron en este ilícito, quienes rindieron declaración y explicaron de manera pormenorizada, la participación de cada uno de ellos, destacando que todos los detenidos se reconocieron entre sí y aceptaron su participación en los hechos.
Por último y con relación a estos hechos, el procurador de Justicia, Iñaki Blanco Cabrera, expresó que la fiscalía guerrerense continúa con las investigaciones, a efecto de indagar la probable responsabilidad de otras personas en este ilícito, con base a información aportada por los detenidos, que han dado origen a distintas indagatorias tanto de la PGJE como la Procuraduría General de la República, en este caso, por delincuencia organizada.

Palabras Mayores - Acusado del presunto asesinato de Chavarría e investigado por Peculado, Zeferino Torreblanca busca ser candidato a alcalde de Acapulco

Por Jorge Romero Rendón

 

     Al que le cayó un balde de agua helada fue al exgobernador Zeferino Torreblanca Galindo, al publicarse hoy un testimonio judicial que lo señala como presunto responsable del asesinato del exdiputado Armando Chavarría Barrera.

     Ocupado como estaba en generar rumores en la prensa sobre su pretendida participación como aspirante a la presidencia municipal de Acapulco –otra vez-, por el partido que se le tendiera como tapete, a Zeferino se le olvidó que tiene serios pendientes con la ley, para los que su condición de exgobernador no lo exonera ni le garantiza la impunidad que necesita para volver a la política activa.

     Porque además de la acusación directa por parte de uno de los asesinos materiales de Chavarría –un excomandante ministerial asesinado después de rendir su declaración-, Zeferino Torreblanca fue señalado también como autor intelectual del atentado por el heredero político de la víctima, David Jiménez Rumbo, dirigente actual de una de las corrientes internas más influyentes dentro del PRD.

     Y por si fuera poco, el exgobernador Torreblanca tuvo que presentarse a declarar hace un par de meses ante la Contraloría General del Estado, por el desvío de 1,800 millones de pesos del Programa Seguro Popular, del que lo hicieron responsable tanto su exsecretario de Salud, Antonio Jaimes, como la Auditoría Superior de la Federación, órgano que detectó el faltante, y que encargó la investigación que hoy lleva la Contraloría estatal.

     Lo curioso es que los rumores por encargo le habían dado a Zeferino tanto la candidatura a alcalde por el MORENA como por el PAN e incluso por el PRI, lo que habla de la inconsistencia misma de la versión, y de otro hecho curioso: que cualquier partido le daría la candidatura al exgobernador con tal de ganar votos… y que a todo el mundo se le estarían olvidando generosamente los cargos de presunto asesinato, peculado y los que resulten de una investigación seria sobre el gobierno estatal del período 2005-2011.

     En todo caso, lo que debería preocupar al exgobernador más desacreditado de la historia de Guerrero –Torreblanca- es resolver su difícil situación legal –ya le fue rechazado un amparo que solicitaron sus abogados en un juzgado federal por el tema del Peculado-, antes que soñar con su revancha política personal.

     De modo que, si aún con esos antecedentes hay en Acapulco alguien que se atreva a votar por el señor Torreblanca Galindo, primero deberá esperar a que se deslinde del cargo de asesino intelectual de quien pudo haber sido su sucesor, Armando Chavarría, y a que devuelva de su bolsillo los 1,800 millones de pesos que se llevó, o verlo ir a la cárcel por los delitos de Homicidio, Peculado, más los que resulten…

     Correo electrónico:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Minimiza Procurador declaraciones sobre asesinato de Chavarría Barrera

ACAPULCO, Gro., 18 de agosto de 2014 (Quadratín).- El procurador de Justicia, Iñaky Blanco Cabrera, minimizó la declaración difundida en un diario de circulación local en torno a que el exgobernador, Zeferino Torreblanca Galindo, ordenó el asesinato del ex presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Armando Chavarría Barrera.

Entrevistado en Acapulco antes de ingresar a una reunión del gabinete de seguridad al seno del grupo Coordinación Guerrero, Blanco Cabrera consideró que la declaración “es un simple trascendido”. “Es un simple transcendido, no, y hay que tomarlo como tal. Una declaración no es prueba plena, es un testimonio singular que hay adminicular con otros elementos de prueba”.

Sobre la versión de que el exprocurador, Alberto López Rosas, dijo que tenia conocimiento de esta declaración aclaró que el ahora secretario de Trabajo “ya no es procurador del estado”. Cabe recordar que en un medio de circulación estatal se difundió la versión de que un excomandante asesinado en Chilpancingo y dos elementos de la policía ministerial declararon que Torreblanca Galindo ordenó asesinar al entonces presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso de la entidad.

El texto original de Éste artículo fue publicado por Agencia Quadratín en la siguiente dirección: http://guerrero.quadratin.com.mx/Minimiza-Procurador-declaraciones-sobre-asesinato-de-Chavarria-Barrera/


Zeferino Torreblanca ordenó el asesinato de Armando Chavarría, reveló un implicado: El Sur

El Sur

Chilpancingo, Gro., 18 de agosto de 2014.-  El asesinato del diputado Armando Chavarría Barrera, perpetrado el 20 de agosto de 2009, fue ordenado por el entonces gobernador Zeferino Torreblanca Galindo y ejecutado por un grupo de policías ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Así lo dijo en los primeros días de junio de 2011 el comandante de la Policía Ministerial, Trinidad Zamora Rojo, en una declaración ministerial rendida ante la Procuraduría e integrada al expediente del caso.

En esa declaración, Zamora Rojo manifestó que participó en el crimen y declaró que temía por su vida, de acuerdo con fuentes que revelaron a El Sur el contenido de la información aportada por el jefe policiaco.

Zamora Rojo dijo también que en la organización del homicidio estuvo implicado el entonces titular de la Auditoría General del Estado, Ignacio Rendón Romero.

Después de rendir por voluntad propia su declaración, Zamora Rojo fue asesinado y su cuerpo desmembrado fue arrojado el 17 de junio de 2011 cerca de la sede de la PGJE en Chilpancingo.

Zamora Rojo había sido levantado el 16 de junio por hombres armados que irrumpieron en la comandancia de la Policía Ministerial en Chilapa, y al día siguiente apareció descuartizado, con la cara desollada y con unos dedos dentro de su boca.

Junto a su cadáver fue dejado un papel con el siguiente mensaje: “sea quien sea… a todos los chaqueteros dedos y chapulines esto va para todos ustedes del color más fuerte los rojos”.

De acuerdo con las fuentes, el comandante Zamora Rojo describió a las autoridades la operación efectuada para privar de la vida al diputado del PRD, y proporcionó los nombres de los otros agentes ministeriales que mataron a Chavarría Barrera de diez balazos, uno de ellos en la frente.

El periodista Tomás Tenorio Galindo había difundido ya el 14 de mayo de 2012 en su columna “Otro País” que se publica en estas páginas algunos detalles de la trama urdida para asesinar al presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso del estado, entre ellos que la orden había provenido de “órdenes superiores” y que el crimen había sido ejecutado por agentes ministeriales en activo en aquella fecha.

Uno de los agentes que intervinieron en el crimen se hallaba preso a mediados de 2011 en una cárcel del estado de Guanajuato. El otro, de nombre “Jacinto”, estaba libre pero también sometido a proceso en aquel estado por delitos cometidos en esa región.

Como resultado de la declaración de Zamora Rojo, ambos ex agentes fueron interrogados por representantes de la PGJE, que para ello se trasladaron a Guanajuato.

La información obtenida ahora por El Sur confirma además que la Procuraduría de Justicia del estado tiene en su poder una de las pistolas utilizadas en el homicidio de Chavarría Barrera.

La declaración ministerial del comandante Zamora Rojo se realizó en los días en que el entonces procurador Alberto López Rosas había denunciado la desaparición del expediente del caso en el contexto del cambio de gobierno.

El próximo 20 de agosto se cumplirán cinco años del homicidio de Chavarría Barrera, quien en el momento de su muerte era presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso del estado, y oficialmente no ha sido reportado avance alguno de las investigaciones.

Cuando fue acribillado afuera de su casa, Armando Chavarría se perfilaba como candidato del PRD a la gubernatura y en los meses anteriores había protagonizado un fuerte enfrentamiento político con el gobernador Zeferino Torreblanca, quien le retiró la escolta de seguridad oficial que lo protegía por haber sido secretario general de Gobierno.

Después del asesinato de Armando Chavarría, Torreblanca Galindo impulsó y pretendió imponer como candidato del PRD a Armando Ríos Piter, quien hasta unos meses atrás había sido su secretario de Desarrollo Rural y en el momento del crimen era diputado federal electo.

El gobernador Ángel Aguirre Rivero se comprometió en su campaña electoral a esclarecer y castigar el crimen, lo que hasta ahora no ha cumplido.

Aguirre Rivero ha designado a cuatro procuradores –Alberto López Rosas, Juan Manuel Herrera Campos, Martha Elva Garzón Bernal e Iñaky Blanco Cabrera–, pero hasta la fecha el homicidio sigue en la impunidad.

Link original a la nota: http://suracapulco.mx/archivos/197155

SECRETARÍA TÉCNICA DEL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL, MARÍA DE LOS ÁNGELES FROMOW, RECONOCE AVANCES EN GUERRERO

 

Chilpancingo, Gro., 17 de agosto.- “Guerrero presenta un avance importante para poner en marcha el nuevo sistema de justicia penal en la entidad”, aseguró la secretaria Técnica para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, María de los Ángeles Fromow Rangel, durante una reunión de trabajo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

En el encuentro celebrado en su despacho de Palacio de Gobierno, el mandatario estatal reiteró su disposición para que este nuevo ordenamiento jurídico se ponga al servicio de los guerrerenses.

Asimismo, destacó que, sin atentar contra la autonomía del Poder Judicial, su gobierno ha invertido recursos importantes para la construcción de palacios de justicia en Chilpancingo, Tlapa, Tecpan de Galeana, Zihuatanejo, Iguala, y Ometepec, faltando Acapulco y en la región de Tierra Caliente.

Durante el encuentro, el mandatario estatal informó que ya se encuentra listo el terreno para la ciudad judicial del puerto de Acapulco, donde el gobierno federal apoyará con 120 millones de pesos para la construcción y equipamiento.

Acompañado por el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, Aguirre Rivero destacó que su compromiso es colaborar para que los guerrerenses cuenten con un sistema penal eficiente, transparente y moderno.

A su vez, la secretaria técnica para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, María de los Ángeles Fromow Rangel, reconoció el interés del mandatario para avanzar de manera significativa en la implementación del sistema de justicia penal, que iniciará en Iguala el próximo 30 de septiembre.

“Hay un salto importante, en las últimas semanas el Poder Legislativo ha aprobado diversos ordenamientos normativos que facilitarán este proceso”, dijo.

Indicó que en los próximos días los jueces,  fiscales y defensores de oficio, serán  capacitados en esta materia, a fin de que la ejerzan con los objetivos para lo que fue creada.

Ambos funcionarios coincidieron en sumar esfuerzos para seguir gestionando recursos para el equipamiento de las ciudades judiciales.

En la reunión, el gobernador Ángel Aguirre firmó un convenio con la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Lambertina Galeana Marín, para llevar a cabo la transición del Instituto de Defensoría del Poder Ejecutivo al Poder Judicial.

BAJO FUEGO - Zeferino

Por   José Antonio Rivera Rosales

 

   A querer o no, la probable irrupción de Zeferino Torreblanca Galindo en el proceso electoral en ciernes modificará sustancialmente el escenario político que parecía estar ya digerido por la cúpula de los partidos políticos.

   Versiones confiables apuntan a que el ex gobernador de Guerrero se prepara para insertarse en el proceso de selección de candidatos que contenderán por la alcaldía de Acapulco en el proceso comicial de 2015.

   Sea cual fuere el partido que lo postule, la cuestión es que la participación de Torreblanca cambiará de un plumazo el escenario político que las dirigencias formales de la clase política comenzaban a planchar, con el fin de presentar candidatos más o menos consensados por las tribus y los grupos políticos.

   En fecha reciente, los oportunistas dirigentes del Partido Acción Nacional -léase Andrés Bahena Montero- habían considerado “un honor” que Torreblanca los eligiera para contender por la alcaldía porteña. (Ya vimos la efectividad de este sujeto cuando de la nada construyó la candidatura de Elizabeth Gutiérrez Paz a la alcaldía de Tierra Colorada, pasando por encima de Nelly Pastrana, quien contaba con todas las preferencias dentro y fuera de ese partido para ser la candidata).

   Lo más insólito, empero, es que el ex alcalde de Acapulco sería postulado nada menos que por el Partido Revolucionario Institucional, lo que daría un vuelco fenomenal a las aspiraciones de otros pretensos que se consideran a sí mismos con las prendas suficientes para aspirar a la presidencia municipal porteña, la joya de la corona en cuanto a cargos de elección popular en Guerrero se refiere.

   Algunas fuentes bien informadas diseminaron en la víspera la versión de que Zeferino estaría en tratos con la cúpula priista para ser postulado como candidato a la presidencia municipal de Acapulco, la que disputará a sangre y fuego contra los aspirantes que hasta ahora se han visto como punteros de otros institutos políticos, particularmente del PRD.

   De caminar formalmente este tipo de acuerdo, con bastante probabilidad estaría  patrocinado por la dupla Manuel Añorve Baños-Manlio Fabio Beltrones, para aguarle la fiesta al gobernador Ángel Aguirre Rivero.

   Por si quedara alguna duda, ¿han observado, amigos lectores, cómo de súbito la diputada Julieta Fernández de Añorve guardó silencio sobre el tema electoral? Inclusive, se guardó lo de una conferencia de prensa -comentada en corto a algunos cercanos- donde denunciaría supuestos abusos de la familia Aguirre.

  

 

  Por el PRI, el joven diputado Rubén Figueroa Smutny se presenta como el aspirante a la alcaldía más combativo, más crítico, que ha asestado duros golpes mediáticos al actual alcalde Luis Walton Aburto, a quien no baja de ladrón y falsario. La artillería de Figueroa Smutny parece tener un triple objetivo: golpear al único aspirante a la gubernatura que podría unificar a la izquierda (¿izquierda?, ja, ja), preservar así a quien resulte ser el candidato de su partido y, al mismo tiempo, posicionarse en el ánimo del mercado electoral.

   Pero con el arribo de Zeferino al escenario, el joven diputado tendrá que redirigir sus baterías de fuego graneado hacia el interior de su propio partido, porque entonces habrá caído en cuenta que el enemigo está adentro.

   La eventual postulación de Torreblanca Galindo haría pedazos al candidato que surja de las filas del Partido de la Revolución Democrática, sea quien sea. No se diga a  candidatos de otros partidos políticos (¿?), que por dignidad debieran abandonar la contienda para no resultar avergonzados.

   De manera más específica, esa postulación con seguridad está dirigida a combatir la postulación del imberbe diputado Ángel Aguirre Herrera, a quien la clase política en el poder prepara para postular como candidato perredista a la alcaldía del puerto de Acapulco.

   Como ya se dijo, con las tablas que tiene, Zeferino golpeará de forma despiadada a Aguirre Herrera, quien en modo alguno podrá competir contra un adversario de tal naturaleza.

   Con todo, Zeferino no las tiene todas consigo: desde los tiempos de José Francisco Ruiz Massieu, durante su faceta de líder empresarial Zeferino se apoyó en los medios para construirse una imagen a modo. Cuando arribó a la alcaldía, hizo un papel decoroso que le permitió ampliar sus horizontes. Pero cuando finalmente llegó a la gubernatura mostró su rostro verdadero -intolerancia, rencor, soberbia-, lo que lo llevó a convertirse en un mandatario déspota, con la diferencia de que siempre fue analfabeta funcional. Esto es, jamás fue un déspota ilustrado, calificativo que en su momento endilgó a JFRM.

   Durante su mandato, Torreblanca Galindo se enemistó con los medios de los que se valió para acceder al poder, así como de la izquierda social que en todo tiempo lo respaldó. Su administración se caracterizó por el reordenamiento administrativo, pero no avanzó más allá de la fase gerencial. Es decir, administró pero nunca gobernó.

   El resultado -por cierto, con algunos cuestionamientos formales por desvíos de recursos durante su gestión-, fue un fiasco para los guerrerenses. La región de La Montaña, por citar un caso, se empobreció aún más durante los seis años de gobierno de ZTG.

   Su fracasado intento por construir un nuevo partido político parece no ser suficiente para convencerlo de que los guerrerenses ya no lo quieren aquí. Les falló a pesar de que prometió lo contrario.

   Sin embargo, su experiencia política -especialmente su habilidad para confrontar, emanada de su soberbia- lo impulsan a esta nueva aventura política en la que dará al traste con los planes del gobernador Aguirre Rivero y la clase política que lo acompaña.

   Desde luego, con su irrupción otros suspirantes podrían verse beneficiados, como algunos agazapados que medran en el gobierno estatal y el del municipio de Acapulco.

   Como expresaba hace algunos días un experimentado analista: “Pobre Guerrero, pobre Acapulco”.

Google Adsense

Sección