Barra Izquierda
¿Por qué el Vaticano retiró el premio a Mancera?

¿Por qué el Vaticano retiró el premio a Mancera?

La historia detrás de un anunciado premio al jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, que los organizadores retiraron a último momento. Con una polémica sobre la ley del aborto como telón de fondo.

Todo estaba listo. Anunciado públicamente. Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, había sido galardonado con el premio internacional “Giuseppe Sciacca”. Lo recibiría en su lugar Armando Ahued Ortega, secretario de Salud de la capital. Pero las cosas cambiaron de repente. Pocas horas antes de la ceremonia, prevista en dependencias del Vaticano, los organizadores dieron marcha atrás. Sin ofrecer motivos quitaron la distinción. Y siguieron adelante. Pero Mancera, visiblemente molesto, salió en público a pedir explicaciones.

La premiación se desarrolló con normalidad la tarde del sábado 11 de noviembre en el Aula Magna de la Pontificia Universidad Urbaniana, a pocos metros de la Plaza de San Pedro. Hasta allí llegaron eclesiásticos, personalidades militares, culturales y políticas italianas. Aunque se presenta como un galardón internacional, el Premio Sciacca es más bien modesto, aunque entre sus premiados destacan nombres reconocidos. Nació hace más de 10 años en la ciudad italiana de L’Aquila por impulso de un activo sacerdote, Bruno Lima. Pero lo entrega una asociación civil no eclesiástica.

No es un premio del Vaticano, aunque se entrega ahí, en una universidad adscrita a la Santa Sede. Esto provoca confusión. De ahí que el mismo gobierno de la Ciudad de México, algunos días atrás, informó públicamente que Mancera iba a recibir un reconocimiento “que otorgan anualmente los gobiernos de Italia y de Ciudad del Vaticano”.

La prensa mexicana eso consignó. Es más, leyó el gesto como un “guiño” de la Santa Sede al jefe de gobierno, un político con aspiraciones presidenciales. Por eso había interés por presenciar la premiación a Ahued Ortega. Pero el secretario nunca llegó. Desde el principio de la ceremonia estuvo ausente y los conductores avanzaron en el programa sin hacer ninguna referencia al galardonado que, hasta pocos días antes, era anunciado en el programa oficial.

México estuvo presente en el acto. Dos jóvenes oriundos de ese país recibieron reconocimientos: el actor Mauricio Kuri y la científica Sofía Sánchez Maes. Sobre Mancera cayó el silencio. Al término nadie podía explicar los motivos de la omisión. Una de los organizadoras llegó a decir que no se había entregado porque “la persona estaba enferma”. Pero esa versión no explicaba los motivos por los cuales ni siquiera se había mencionado al jefe de gobierno. Tras mucha insistencia, y no poco embarazo, la oficina de prensa del premio aseguró que “no existe una versión oficial” sobre la cancelación.

Un episodio por demás extraño. Hasta el jueves 9 de noviembre todos los comunicados oficiales de la manifestación incluían el reconocimiento a Mancera en la categoría “Premio especial jurado por las actividades institucionales”, atribuido por el programa de su gobierno “El médico en tu casa”. Un día antes, el miércoles 8, el secretario Ahued había participado en la audiencia pública semanal del Papa en la Plaza de San Pedro y, al saludar a Francisco, le había entregado una carta del propio Mancera que habla de ese programa gubernamental.

Para entonces todo avanzaba con normalidad, la jefatura de gobierno como la Secretaría de Salud de la Ciudad de México habían comunicado de la premiación a través de boletines de prensa. Uno de ellos citó incluso palabras de Mancera: “Debe haber muy pocos gobiernos que hayan sido galardonados con este premio porque es un premio que se ha dado por parte del Vaticano e Italia, que se entrega por un programa incluyente, cercano, respetuoso, que dignifica a las personas e involucra a jóvenes profesionistas”.

Algo pasó. En las últimas horas del mismo jueves 9 la oficina de presidencia del premio comunicó a sus voluntarios que el reconocimiento al jefe de gobierno quedaba cancelado y que su nombre ya no sería incluido en las posteriores comunicaciones. Trascendió una ambigua explicación: por motivos institucionales y de oportunidad. Nunca confirmada públicamente. A partir de entonces, la referencia al mandatario capitalino desapareció tanto del sitio web oficial del premio como de boletines y mensajes oficiales.

En las horas previas, en México había montado una polémica. En círculos católicos se preguntaban cómo era posible que el Vaticano premiase a uno de los artífices de la ley del aborto en la ciudad, que apenas cumplió 10 años de vigencia. Y se preguntaban también cómo era posible que se hubiese escogido para recibir el premio al secretario Ahued, otro de los impulsores de esa legislación.

Una situación potencialmente embarazosa, considerando que los organizadores habían elegido como presidente de la ceremonia al cardenal estadounidense Raymond Leo Burke, patrono del Soberano Orden de Malta. Todos conocen la sensibilidad del purpurado en temas de defensa de la vida.

Los ecos de aquella controversia llegaron hasta Roma. Aunque no está confirmado oficialmente que ese haya sido el motivo del retiro del galardón, no es difícil intuir que tuvo su peso. Cierto es que, de la noche a la mañana, el premio se esfumó. Cuando la noticia trascendió, en México captó rápidamente la atención mediática y obligó al propio Mancera a responder. Lo hizo este domingo, durante una conferencia de prensa y visiblemente serio.

“Estoy seguro, estoy totalmente seguro, que el Papa Francisco es ajeno a la decisión de los organizadores. Él públicamente ha sostenido que la iglesia es incluyente y misericordiosa. El gobierno de la Ciudad de México siempre va a defender la libertad de la persona y la libertad de decisión con responsabilidad ciudadana. El Médico en Tu Casa es mucho más que un premio”, precisó el jefe de gobierno.

Negó haber hablado con el nuncio apostólico sobre el particular. Pero en sus palabras demostró creer que el premio lo recibía de parte de la Santa Sede. “Desconocemos cuál sea la razón por la que el Vaticano haya cancelado este reconocimiento al programa ‘El Médico en Tu Casa’ después de que el Papa lo recibió tan de buen agrado y eso es con lo que nosotros nos quedamos y lo que agradecemos”, dijo.

Y apuntó: “Para el gobierno de la Ciudad de México ésta la cercanía del Papa Francisco, su interés personal mostrado públicamente por conocer el programa es mucho más valioso que cualquier pergamino”.

Texto de: http://www.lastampa.it/2017/11/13/vaticaninsider/es/en-el-mundo/mxico-el-premio-en-vaticano-que-no-fue-y-el-enojo-del-jefe-de-gobierno-8OkaWKMONRbX0ofFiotuPP/amphtml/pagina.amp.html

Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Barra Derecha
UA-26625602-2