Barra Izquierda
Amor que acaba en violencia, drama de muchas mujeres en Acapulco

Amor que acaba en violencia, drama de muchas mujeres en Acapulco

  • Cada mes se denuncian 100 casos de agresión contra este sector
  • No se catalogan muertes de mujeres como feminicidios, reclaman activistas
  • El fenómeno surge desde casa, advierten especialistas

Por Ana Lilia Torres

Por cuestiones culturales, en el estado de Guerrero prevalece un alto índice de violencia contra la mujer y uno de los principales “focos rojos” en este fenómeno es el municipio de Acapulco, donde cada mes 100 mujeres denuncian ser víctimas de agresión por parte de sus parejas.

En el 2016, se documentaron en el estado de Guerrero un total de 77 muertes violentas de mujeres, que las autoridades se niegan a reconocer como feminicidios, de acuerdo con informes de la Organización Feminista Mujeres y Hombres Avanzando Juntos.

Rosario Herrera Ascencio, extitular de la Secretaría  de la Mujer en el estado y actualmente presidenta de la Fundación Alimentando una Esperanza, que proporciona ayuda a mujeres, expuso que en Guerrero se presentan distintas expresiones de violencia hacia este sector, y en algunos casos las víctimas mueren a manos de sus agresores, sin embargo no se tipifican como feminicidios.

“Si un día amanece en la vía pública una mujer balaceada, no catalogan su asesinato como feminicidio, sino como un homicidio doloso, porque la ley es muy ambigua en Guerrero y especifica pocas causales para perseguir este delito como tal”, reprochó Herrera Ascencio.

Señaló que hasta hace unos años, en materia de leyes para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, Guerrero iba a la vanguardia, sin embargo en la actualdad ha sido rebasado por legislaciones como la de la Ciudad de Mexico que tiene una amplia lista de causales para configurar el delito de feminicidio.

Jacqueline Balleres Mendoza, directora del Centro de Apoyo Interdisciplinario a Víctimas de Violencia (Caiv), dependiente de la Secretaría de la Mujer expresó que la violencia hacia el sector femenino es un fenómeno que se presenta en todo el mundo.

Derivado de ello, emanan leyes y tratados internacionales de protección a la mujer, en los que participa Mexico y en el caso de Guerrero se previene y combate este flagelo a través de un trabajo multidisciplinario, que abarca asesoría legal, terapia psicológica, bolsa de trabajo y resguardo en situaciones de peligro para la víctima.

También se les brindan becas para madres solteras y proyectos productivos que les permitan ser autosuficientes y salir adelante junto con sus hijos, afirmó la directora del Caiv.

Sobre la situación actual de la violencia en Guerrero, la funcionaria sostuvo que este fenómeno afecta a mujeres de todos los estratos sociales, desde amas de casa, comerciantes, campesinas y profesionistas.

A través de la campaña “Ni una más”, el gobierno estatal a través de la Secretaría de la Mujer promueve la denuncia de todo tipo de agresión, dando a conocer la ubicación de instancias como el Caiv para buscar ayuda integral por parte de un grupo multidisciplinario compuesto por especialistas.

La violencia empieza en casa

Jacqueline Balleres Mendoza sostuvo que las causas que dan origen a la violencia contra la mujer provienen desde el núcleo de la familia.

“Si en el hogar hay padres violentadores, están formando hijos con el mismo patrón de violencia y ésta se manifiesta durante la etapa del noviazgo, cuando se empiezan a ver signos de posesividad y maltrato del hombre hacia la mujer”, señaló.

El principal agresor de las mujeres es la pareja y en cuanto al tipo de violencia que más se presenta en Guerrero es la psicológica, seguida por la física y económica, aseguró la directora del Caiv.

También se presentan casos de violencia sexual hacia la mujer dentro del matrimonio, cuando ella es obligada por su pareja a tener intimidad.

“Es muy difícil salir del ciclo de la violencia, las víctimas tienen que venir a terapia con especialistas, sobre todo en casos muy graves, porque cuando sufre violencia, generalmente se aleja de su entorno social, lo que llamamos nosotros sus redes de apoyo, como la familia y amigos, porque no quieren que se enteren de lo que está viviendo”, dijo.

El Caiv es un organismo con 20 años de existencia en Guerrero y cuenta en Acapulco con cinco psicólogos, así como dos abogadas para brindar apoyo a las víctimas de violencia.

“Atendemos alrededor de 100 mujeres al mes, algunas vienen por el apoyo integral, otras sólo nos piden asesoría legal para denunciar a su agresor y otras sólo quieren terapia psicológica”, añadió la funcionaria estatal.

Además, para casos en que la víctima se encuentra en peligro, de sufrir un daño mayor por parte de su pareja, el Caiv cuenta con refugios para protegerlas, cuya ubicación no dan a conocer, por seguridad de las mujeres que requieren esta ayuda.

La directora del Caiv refiere que aunque es difícil salir de un círculo de agresión, muchas mujeres lo logran y para ellas es un renacer, un nuevo comienzo en sus vidas, por lo que consideró que es una gran ayuda el servicio que presta el gobierno a través de los centros de apoyo del Caiv.

Mujeres en pobreza, las más vulnerables

El Instituto Municipal de la Mujer en Acapulco, atiende mensualmente entre 300 y 400 casos de mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, principalmente en la modalidad física, problemática que se concentra más en los polígonos catalogados como inseguros.

A nivel estatal, Acapulco es un municipio que sigue mostrando un alto índice de violencia contra la mujer, reveló la titular de esa dependencia, Perla Espinoza Valdovinos.

Reveló que la violencia contra las mujeres puede suceder en cualquier estrato social, sin embargo es una realidad que quienes viven en condición de pobreza son más vulnerables a este fenómeno.

Señaló que uno de los principales problemas por los que acuden a solicitar apoyo las mujeres al instituto son las agresiones de sus parejas y es un fenómeno que afecta a la población femenina en todos los estratos sociales.

En los cinco polígonos catalogados como de mayor violencia en Acapulco, tales como Renacimiento, Zapata, Jardín, Progreso y Petaquillas existe mayor porcentaje de mujeres agredidas, que solicitan apoyo jurídico, psicológico y  laboral al Instituto Municipal de la Mujer.

“Aunque existen diferentes tipos de violencia, como la psicológica, política y económica, la que es más evidente en las mujeres es la violencia física”, resaltó Espinoza Valdovinos.

Cada mes, el Instituto Municipal de la Mujer atiende entre mil y mil 500 mujeres por diferentes problemas y de esa cifra, entre 300 y 400 casos son por violencia, afirmó la titular de este organismo.

Destacó que es un problema que tiene una raíz cultural en nuestro país y que se tiene que prevenir desde casa, brindando principios y valores, además de mayores oportunidades a las mujeres de estudiar y ser independientes económicamente.

Rosario Herrera Ascencio señaló que en la fundación que ella representa “trabajamos con mujeres que sufren violencia y generalmente encontramos que a pesar de que tienen esposo o pareja, no les proporcionan sustento económico y evaden sus obligaciones con sus hijos, lo cual también es violencia”.

Señaló que un diagnóstico sobre el tema que elaboró la Secretaría de la Mujer en el año 2013, cuando fue titular, mostró que la mayor violencia no se presenta en regiones apartadas de Costa Chica y La Montaña, como pudiera pensarse, sino en las zonas urbana y rural de Acapulco.

En el caso del femicidio, consideró que la ley en vigor debe ser más amplia y tomar varias causales en el caso de muertes de mujeres para sancionarlo como tal y no simple homicidio doloso.

La ley vigente en Guerrero establece que para configurar una muerte como feminicidio, no basta con conocer el sexo de la víctima, sino ubicar el contexto y entorno del crimen, por lo qur deben reunirse algunos elementos, como el existir antecedentes de violencia intrafamiliar o amenazas.

Lo que sucede “es que también los ministerios públicos y los jueces no aplican una justicia basada en una perspectiva de género, sino en los códigos penales tradicionales que no contemplan el femicidio”, planteó Herrera Ascencio.

“La ley es muy ambigua y los jueces sancionan como homicidio los asesinatos de mujeres, sin recurrir a lo que dice la ley para erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres ni se da un seguimiento a los casos para ver si cumplen o no los elementos para considerarlos feminicidios”, dijo.

La exsecretaria de la Mujer consideró que la violencia hacia el sector femenino apremia la emisión de una alerta de género que se ha retrasado en Guerrero, por lo que en este aspecto, el estado camina lento con respecto a otras entidades del país.

María de Jesús Martínez Hernández, presidenta de la Organización Feminista Mujeres y Hombres Avanzando Juntos expuso que a pesar de que se vive una violencia latente contra las mujeres, la dirigente señaló que no se ha emitido una alerta de género en Guerrero.

“Tenemos una resistencia del gobierno del estado para dar la alerta de género, que es muy importante y no sé porqué le tienen miedo, porque realmente la alerta de género es para generar políticas públicas para mujeres”, señaló.

La presidenta de esa organización feminista dijo que eso refleja una negativa del gobierno del estado en cuanto a reconocer los derechos de las mujeres.

“Eso es la alerta de género, la aplicación de políticas públicas transversales con perspectiva de género, que incluiría preparar a los jueces y ministerios públicos para que no se guíen por leyes cuadradas, sino por los tratados internacionales firmados por el ejecutivo federal que no se están cumpliendo”, dijo.

En Guerrero “tenemos feminicidios y no quieren reconocerlos como tal, sino que lo toman como muerte pasional, justificando la violencia contra las mujeres y es lo que ya no queremos”.

Finalmente, pidió que toda muerte violenta de una mujer se investigue a partir de la tesis de un feminicidio y se emita cuanto antes la alerta de género que promueva políticas para poner un alto a este flagelo en Guerrero.

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Barra Derecha
UA-26625602-2