Barra Izquierda
Estiman 900 mil litros de gasolina pérdida en Guadalajara

Estiman 900 mil litros de gasolina pérdida en Guadalajara

Guadalajara, Jalisco.- El incendio y derrame de gasolina Magna que se presentó desde la tarde de este martes y hasta la mañana del miércoles a un lado de la carretera a Nogales, a la altura de Pinar de la Venta, consumió aproximadamente 900 mil litros de combustible, según estimaciones preliminares de Protección Civil y Bomberos del Municipio, informó su titular, Sergio Ramírez López.

“La línea está cargada de combustible, se estimaba que tuviera poco más de dos millones 900 mil litros, en este momento una estimación, tiene que hacerse un cálculo tomando en cuenta las dimensiones del orificio de fuga y otros factores, pero se hacía un estimado preliminar de 900 mil litros consumidos y todavía dos millones de litros restantes en el ducto”.

Hasta hoy por la tarde la cantidad exacta de litros consumidos aún no se ha contabilizado, informó José Luis Moreno Martínez, titular de Comunicación Corporativa de Pemex en Guadalajara. “Espero mejor tener las cifras por las autoridades correspondientes y no mentir”.

No obstante, el empleado de la paraestatal confirmó que la fuga se presentó por una “ordeña” de los ductos de combustible, además, porque se encontraron en el lugar indicios como pequeños tubos de cobre y otras herramientas. “Sí, es una toma clandestina”. En lo que va del año se han detectado unas 45.

Sergio Ramírez advirtió que se les dificultó el trabajo por el conflicto para abastecer las bombas de agua a falta de infraestructura en la ciudad de un sistema de hidrantes. “Es un tema que tenemos que cambiar en la ciudad, es muy importante trabajar con estos esquemas de prevención”.

Hacia las seis de la tarde, la toma había sido totalmente reparada y se procedió a enterrarla de nuevo, agregó Ramírez López. Ahora, autoridades ambientales deben remediar el terreno.

Tardan 19 horas en sofocar el fuego

“De un de repente se sintió muy caliente”, contó una mujer en un negocio aledaño al punto donde inició el incendio. Ella salió al área de mesas para ver de dónde venía el calor pero se dio cuenta que provenía de la calle. Y no se escuchó una explosión, sino que parecía que por debajo del suelo “anduviera una culebra”, según la explicación de otra comerciante.

María, una testigo más, relató que el lunes hubo una quema de pastizal provocada por unos campesinos. “A lo mejor una brasita, algo que brincó”, supuso la mujer la causa del fuego.

Así, minutos después de las tres de la tarde Miguel Ángel Robles despachaba en su negocio. “Unos clientes me preguntaron que si eso era normal, entonces salí y vi la flama, y pues les dije que no”.

Ana María, trabajadora de la empresa de dulces Michel recién salía de trabajar cuando vio las llamas mientras esperaba el camión. “Pensé que peligraba la empresa, porque había muchos tanques estacionarios, mucho gas. Me daba miedo la vida de tantas personas”. El turno vespertino fue evacuado, 250 trabajadores.

José Rosario Álvarez García, comandante de Bomberos Zapopan, llegó en el primer contingente de tragahumos. “Era intenso el calor, ya que de aquí al punto ese (unos 100 metros) no te podías acercar. Se tuvieron que utilizar líneas cargadas para poder ingresar. Los cambios de la dirección del viento nos cambiaban las temperaturas”.

La columna de fuego alcanzaba 30 metros de altura debido a la presión de la fuga, cerca de diez kilogramos por centímetro cuadrado. Aunque personal de Pemex cerró válvulas en media hora, el lugar de la fuga estaba en una depresión de terreno, por lo que aún sin circular la gasolina se agolpaba por la sola gravedad.

A las 20:20 horas, que la presión había bajado a menos de un kilogramo, se realizó la primera intervención, con espuma y extintores químicos; no obstante fue infructuosa. Una hora después, se volvió a intentar apagarlo. A la media noche, a las cuatro de la mañana y a las 5:20, sin éxito.

Eran 150 los trabajadores de Zapopan, del Estado, Guadalajara, Tlajomulco y Tlaquepaque. A las 7:00 horas llegaron a relevar 70 elementos; en total, fueron 220 personas que utilizaron 700 mil litros de agua además de los extintores químicos y espuma para apagar el incendio que se logró en la sexta intervención, minutos antes de las 10:00 horas, con Rosario Álvarez aún en el lugar.

“La alegría y el júbilo de haberlo logrado, básicamente esa es la meta de nosotros, apagar los incendios”. Los bomberos permanecieron aún mientras personal de Pemex tapaba la fuga con un tapón de madera.

Carlos Bautista, director de Servicios Médicos de Zapopan, informó que en total se atendieron a 15 bomberos, 12 de ellos que sólo requirieron de oxígeno en el mismo lugar; tres más, ya por la mañana, que presentaban irritación por exposición a la gasolina.

Cuestionan ordeña porque había mucha vigilancia

Entrevistados al respecto, vecinos de la zona se dijeron extrañados por la toma clandestina que se encontró en el lugar, pues casi a diario veían que de ese lugar iban y venían patrullas y hasta unidades del Ejército.

“Antes, hace unos 15 días, habían venido los militares. Los vi que andaban ahí viendo. Ayer llegó una camioneta medio sospechosa, pues uno mejor se calla”, dijo una mujer que pidió reservar su nombre.

Un hombre vecino de La Venta del Astillero, pero que trabaja en los alrededores de donde se encontró la fuga, coincidió con la mujer. “Se me hace muy raro, seguido entran los militares y Fuerza Única. Yo si fuera delincuente ni me acerco porque está bien vigilado, no cualquier ratero se va a venir a robar aquí”.

Incluso en la esquina del camino al Centro Universitario, señaló el hombre, hay una cámara de vigilancia. “Esa lo registra todo”.

La persona recordó que hace poco más de un año en ese mismo lugar habían descubierto una toma. “Ahí ya habían agarrado gente, se llenó de policías y de todo, por eso está sospechoso”.

El titular de Comunicación de Pemex argumentó que aún cuando hay vigilancia los maleantes se esperan a que pasen. “Se hacen recorridos a pie en todo el ducto. Pero es muy complicado estar en todos lados, mientras haces recorrido en Los Altos o en cuanto pases por aquí pueden llegar y hacerlo (extraer combustible), es impredecible”.

Texto original de: http://www.informador.com.mx/jalisco/2017/707461/6/estiman-en-900-mil-litros-de-gasolina-perdida-por-incendio-y-derrame.htm

Noticias Acapulco News

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Barra Derecha
UA-26625602-2