Barra Izquierda
Pone federación reflectores a López Obrador

Pone federación reflectores a López Obrador

Opinión: Jesús Lépez Ochoa

Dicen que no hay políticos buenos ni malos. Son simplemente políticos. Y es que en política puede suceder cualquier cosa.

Lo digo porque en medio de una confrontación por el gasolinazo con las fuerzas de izquierda, el más vistoso personaje de esa ideología, Andrés Manuel López Obrador, se ve favorecido por el propio gobierno federal, ya no sé si involuntaria o intencionalmente.

Recientemente se difundió un análisis de la Policía Federal en el que ubican al tabasqueño como uno de los promotores de las acciones de inconformidad contra el gasolinazo.

Si bien se han dado actos vandálicos en algunas protestas y ha circulado incluso información falsa, el mismo documento advierte que sólo se considera un alto riesgo en siete de los 27 estados donde se han dado las movilizaciones.

Guerrero por cierto, está en un nivel de riesgo medio, muy probablemente en consecuencia a la política de diálogo con las organizaciones sociales que ha implementado el gobierno de Héctor Astudillo Flores y que ha servido para atenuar el desbordamiento por el descontento ante la medida de encarecer los combustibles.

Algo que no debe perder de vista el gobierno federal, ni los gobiernos estatales, municipales, e incluso los militantes del PRI partido en el poder que buscan defender la indefendible medida, es precisamente la legitimidad de la demanda.

Pueden satanizar a los partidos opositores que organicen marchas, a los dirigentes, reírse de convocatorias, reducir la solución al uso de bicicletas o a que los dueños de las gasolineras bajen los precios -aunque obviamente no depende de ellos-, pero la inconformidad ciudadana contra el pagar más, no sólo por gasolina, si no por la tortilla o el transporte público, como ya está sucediendo en algunas partes, es totalmente genuina.

De tal suerte que poner a López Obrador entre los promotores de las acciones en contra de una medida  considerada injusta, arbitraria y que afecta directamente los bolsillos de todos los mexicanos, ricos, pobres y los ignorados clase medieros a los que este gobierno ha considerado en su discurso entre “los que más tienen”, y no entre los que más poder adquisitivo han perdido; equivale a ponerlo frente a esa gran bandera política como lo es una causa de la mayoría afectada contra las élites gobernantes que le hicieron daño donde más duele: en el bolsillo.

El documento resulta además una obviedad, en tanto Andrés Manuel es opositor, al igual que el PRD, Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo, por lo que es normal que abanderen la lucha contra aquellas decisiones del sistema que no sean aceptadas por los ciudadanos.




¿Cuál es el fin de difundirlo? Siendo malpensados: el Estado de México, en el que este año se elige gobernador y es considerado en ese análisis como el de mayor riesgo de actos vandálicos por el gasolinazo.

El Edomex, es  el estado gobernado por el PRI que tiene el mayor padrón electoral. Mantenerlo en 2017 es de mucha importancia para la elección presidencial de 2018, que se adelantó junto con el gasolinazo.

Aunque en una maniobra así, alguien podría recibir cambio de más, y al parecer sería López Obrador, que ha resistido y persistido a varias satanizaciones, y sin el gran escudo protector con el que cuenta ahora: el gasolinazo.

jalepezochoa@gmail.com

Similar posts

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Barra Derecha
UA-26625602-2