Barra Izquierda
Los plagios políticos

Los plagios políticos

Opinión: Noé Mondragón Norato

Parece un caso normal operado por la delincuencia organizada. Pero no lo es. Porque se da en coyunturas políticas perturbadoras.

Una en concreto es visible: la reaparición pública del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien mediáticamente fue linchado tras ese efímero pero costoso, error político.

Y de ahí se abre lo demás. ¿SECUESTROS POLÍTICOS?- El gobernador Héctor Astudillo Flores, acaba de admitir que en Chilpancingo, la capital, ’hay circunstancias muy lamentables’ en relación a la violencia e inseguridad, que este fin de semana pasado arrojó un saldo macabro de cinco muertos.

Pero el alcalde priísta, Marco Antonio Leyva Mena, permanece impasible e indolente ante ese descompuesto estado de cosas.

Ni parece interesado en atacarlo. Por eso los delitos se disparan y la estadística criminal crece grotescamente ante la visible ausencia de autoridad municipal. Dentro de toda esta escala delictiva imparable, destaca un hecho: el secuestro del estudiante de la UAGro, Enrique Hinterholzer Rodríguez.

Y de otros que se han archivado con la etiqueta de políticos.

Las lecturas van más allá del simple cautiverio forzado: 1.- Enrique es hijo de Fernando Hinterholzer Diestel, quien fuera delegado federal de la Secretaría del Trabajo, durante el trienio del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Es decir, es cuadro político aguirrista. Así y pese a que pudo tratarse de un acto atribuible a la delincuencia organizada, dicho plagio no deja de transpirar ciertos tufos políticos. Porque se embarra en cierto modo y se asocia con grupos delictivos, al grupo aguirrista.

2.- A través de una llamada anónima, se logró ubicar al estudiante de la UAGro secuestrado. Las autoridades ministeriales encontraron dos personas muertas y otro mutilado más. Se infiere que los difuntos tenían en su poder a los dos secuestrados.

Y al encontrarlos con vida, el mensaje claro es que los victimarios lograron llegar a los secuestradores, antes de que éstos asesinaran o les hicieran mayor daño, a sus víctimas. Y por eso vivieron para contarla.

3.- A principios de enero de este año, el edil del municipio de Olinalá, Saúl Apreza Patrón, fue secuestrado por hombres armados muy cerca de Cuautla, Morelos.

El plagio duró solo algunas horas, pues se negoció muy rápido con sus captores pagando una cantidad que trasciende, osciló entre los 3 millones de pesos.




A Saúl se le averió una llanta de su vehículo y tuvo que orillarse en la carretera. Fue ahí donde lo abordaron y secuestraron los delincuentes. Saúl es hermano del actual secretario de Finanzas del gobierno estatal, Héctor Apreza Patrón. Y eso explicaría en gran medida, tanto la rápida negociación como el pronto pago.

4.- En mayo de 2015, la actual diputada local plurinominal perredista, Silvia Romero Suárez, fue secuestrada en el entronque de la carretera que conduce al municipio de Canuto Neri –Acapetlahuaya-, cuando se dirigía a la región Tierra Caliente, con el fin de apuntalar el trabajo de los comités de base perredista, rumbo a la elección de gobernador de junio de ese año.

El plagio ocurrió el martes cerca del mediodía. Y el jueves por la mañana fue liberada. Es decir, su efímero cautiverio duró cerca de 48 horas. Silvia es cuadro político del ex gobernador Ángel Aguirre.

5.- De todo lo anterior, lo que causa prurito y controversia, no puede dejarse de soslayo: ningún familiar de políticos o de aquellos personajes incrustados en la rueda del poder público local, ha sido asesinado bajo el secuestro o plagio de los grupos delictivos.

Y eso marca también, los niveles de influencia de la política local hacia el interior de ciertos grupos delictivos. Confirma de algún modo, el entendimiento tácito entre ambos. Y eso explicaría también y en gran medida, los niveles de la descomposición social. Para desgracia de este pueblo sufrido, violentado y sangrante.

HOJEADAS DE PÁGINAS…

El enfrentamiento a balazos ocurrido ayer en el municipio de Arcelia, entre policías comunitarios del municipio de Teloloapan, y presuntos integrantes de La Familia Michoacana, que arrojó un saldo de dos muertos y nueve heridos, vuelven a poner en el centro de la polémica al Estado sin Ley que se vive en Guerrero.

Aún así, el gobernador Héctor Astudillo, se empeña en vender cifras y estados de ficción. Pero la gobernabilidad se le escurre de entre los dedos.

Noticias Acapulco News, Acapulco Guerrero

Similar posts

¿Tienes algo qué agregar?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Barra Derecha
UA-26625602-2